no es apología, es memoria

elcomercio.pe

¡Que vienen los socialistas!

Publicado: 2015-10-25

Por Carlos Castillo Peralta.

Franco Giuffra nos dedica un artículo en El Comercio titulado "Socialismo y Mendoza, la misma cosa" (http://goo.gl/blHT84). En verdad hasta rima, y pareciera incluso propaganda gratuita para Verónika Mendoza y el Frente Amplio.

Pero ya en serio, al leer el artículo está claro que los argumentos de Giuffra están basados en consideraciones ideológicas, es sabido que el autor es un defensor a ultranza del libre mercado, por consiguiente le preocupa que la candidata del Frente Amplio señale que "la inversión [privada] tiene que ser en el marco de una planificación estratégica con el Estado, determinando qué actividades productoras tienen mayor potencial… nosotros le damos la bienvenida a las inversiones. Las necesitamos, pero respetando las reglas de juego".

Sin embargo el dogma neoliberal de un "mercado todo poderoso" como única fuente para producir riqueza, donde la inversión privada (nacional o transnacional) es el único medio para generar crecimiento, siempre y cuando el mercado funcione a su entera libertad con un Estado observador reducido a su mínima expresión, ha sido duramente cuestionado luego de estallar la crisis mundial del 2008-2009.

Hoy en día, incluso en Reino Unido y hasta en Estados Unidos ha sido cuestionado el dogma neoliberal del mercado eficiente. Barack Obama llegó a señalar que "si el Estado hace las cosas bien debe continuar haciéndolas, y si el mercado falla hay que corregirlo con la intervención del Estado e introduciendo nuevas regulaciones". (Duran, 2010. La mano invisible en el Estado).

Asimismo, varios gobiernos latinoamericanos han cuestionado el modelo neoliberal, en ese sentido es destacable el caso de Bolivia, que adoptó un "Nuevo Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo", donde se "define al Estado como el actor fundamental de la economía y el que corrige las fallas del mercado…", atribuyéndosele "un papel sumamente activo" como "planificador, regulador, promotor, productor, banquero, benefactor… el Estado retoma, con la nacionalización, el control de los recursos naturales de los sectores estratégicos como los hidrocarburos, minería, electricidad y telecomunicaciones, para beneficiar a los bolivianos, en lugar de las empresas transnacionales… el Estado asume también el papel de redistribuidor del excedente entre la población" (http://goo.gl/jN4Be1). El éxito del modelo boliviano se demuestra en la práctica: Bolivia liderará el crecimiento económico en la región por tercer año consecutivo (2013, 2014 y 2015, respectivamente) ubicándose como el país con mayor crecimiento económico de América del Sur (http://goo.gl/Jw65Ny).

Giuffra, neoliberal a ultranza, es además un detractor acérrimo de toda forma de planificación (http://goo.gl/4yO6m9, http://goo.gl/QuV2na), para él todo se resuelve bajo la lógica perversa de la oferta y la demanda. No acepta que desde fines de la década de los noventa, incluso los organismos multilaterales, como el Banco Mundial (BM) y el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES), han tomado nota de que el mercado por sí solo no funciona, y han otorgado especial importancia a la planificación estratégica del desarrollo, a la elaboración de los proyectos de país, así como a los esquemas de concertación.

Por último, Giuffra no tiene reparos en afirmar que "Lo que se afecta así no son únicamente los intereses de grandes y poderosos conglomerados económicos, sino la libertad de millones de individuos que quieren decidir por su cuenta qué hacer y qué producir", poniendo en evidencia que lo que defiende en realidad son los intereses de los grandes grupos de poder económico nacionales y transnacionales, aquellos pocos privilegiados que se beneficiaron con el modelo político-económico neoliberal y que a través de sus representantes políticos (Keiko, PPK, Alan, Toledo, Acuña) insisten en su continuidad y profundización.

Si la derecha ladra, es señal que avanzamos…


Escrito por

Carlos Castillo Peralta

Soy ingeniero, con Diploma de Posgrado en Gestión Pública. Capacitador y consultor en temas de Gestión Pública y Comunicación Política.


Publicado en

DIVAGANDO

Una reflexión crítica sobre política y otros temas...