el fango está en todos lados

JCM y delegación de TRABAJADORES MINEROS

El Partido Comunista, José Carlos Mariátegui y el 7 de octubre de 1928

Publicado: 2016-10-07

Por Carlos Castillo Peralta.

El 7 de octubre de 1928, José Carlos Mariátegui, marxista convicto y confeso, reunido clandestinamente en el distrito de Barranco, con los camaradas Ricardo Martínez de la Torre (empleado de seguros), Bernardo Regman (vendedor ambulante), Julio Portocarrero, Fernando Borja, Avelino Navarro, César Hinojosa (obreros), Luciano Castillo Colonna y Fernando Chávez León (universitarios), firman el Acta de Constitución del Partido Socialista, nombre primigenio del Partido Comunista del Perú para poder aprovechar en algo las posibilidades de la legalidad, pero definido en su praxis por el "marxismo-leninismo" al "adoptarlo como su método de lucha" para la conquista del poder y forjar el socialismo como "creación heroica, sin calco ni copia". Se eligió el Comité Central, con Mariátegui como Secretario General, a quien se le encargaría la redacción del Programa del Partido.

La construcción del Partido Comunista fue la culminación de un intenso periodo, donde Mariátegui "nauseado de la política criolla" se orienta "resueltamente hacia el socialismo", madurando sus ideas en un contexto histórico nacional y mundial caracterizado por un conjunto de gestas obreras, bajo la influencia anarquista, primero y anarcosindicalista y de librepensadores, luego, y que, a través de la lucha por el abaratamiento del costo de vida, se ligaba estrechamente a los campesinos expoliados y sometidos a las reglas del "enganche", a los pueblos indígenas que, tenazmente, se resistían a desaparecer, y a las reivindicaciones de los estudiantes y de las clases medias emergentes.

Desde esa histórica fecha, han transcurrido 88 años, de luchas y de sacrificio de sus militantes, pasando situaciones difíciles donde el Partido fue duramente perseguido, actuando en condiciones de clandestinidad o de semiclandestinidad, donde sus cuadros y militantes, hoy convertidos en mártires, no dudaron en derramar su sangre para hacer realidad el más noble ideal: construir una sociedad más justa e igualitaria, donde el bienestar no sea privilegio de unos pocos afortunados, empresarios explotadores y políticos corruptos, sino de todos los peruanos y las peruanas.

Y desde luego, en estos 88 años de vida, han surgido nuevas luchas emancipadoras que incluyen a nuevos sectores sociopolíticos, en consecuencia, surgen también nuevas apuestas políticas, engrosando el campo popular y las posibilidades de una unidad más amplia para la construcción de un proyecto estratégico alternativo al capitalismo. Así, quienes tuvimos el privilegio de militar y formarnos políticamente en el Partido de Mariátegui, reconocemos que somos ruptura y a la vez continuidad, recogemos la tradición viva y móvil, dialéctica, y renovada del marxismo, por eso nunca dejaremos de reconocer nuestra identidad y nuestros orígenes, manteniéndonos siempre fieles al legado que nos dejara el Amauta y que diera origen al Partido Comunista, la de forjar la sociedad socialista "sin calco ni copia".

"No queremos ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoamericano. He aquí una misión digna de una generación nueva". José Carlos Mariátegui.

Aprovecho esta fecha especial para enviar un saludo revolucionario a los/as comunistas peruanos/as por estos 88 años de lucha infatigable y de vigencia política. ¡Feliz aniversario camaradas! ¡Venceremos!


Escrito por

Carlos Castillo Peralta

Soy ingeniero, con Diploma de Posgrado en Gestión Pública. Capacitador y consultor en temas de Gestión Pública y Comunicación Política.


Publicado en

DIVAGANDO

Una reflexión crítica sobre política y otros temas...